Metro de Barcelona: trenes serie 300 S
Metro de Barcelona: trenes serie 300 S

Metro de Barcelona: trenes serie 300 S

Inicio --> Metro de Barcelona: material móvil --> Serie 300 S


La historia de los coches del tipo S del Gran Metro de Barcelona se inicia poco después de la Guerra Civil Española.

La creciente demanda de transporte en el Gran Metro de Barcelona hizo necesaria la expansión del parque móvil. En respuesta a esta necesidad, el gobierno Central del Estado autorizó el 17 de diciembre de 1941 la ampliación del material móvil de la compañía. 

Serie 300 S: adaptando el gálibo estrecho en Barcelona

Debido a la situación de escasez de materiales en la postguerra, la única opción viable fue adquirir cuatro cajas de coches a la empresa Euskalduna.

Estas cajas eran iguales a las de la serie S del Metro de Madrid que estaban en construcción en ese momento, con el gálibo estrecho existente en esa ciudad. Esto hacía que las cajas fueran demasiado estrechas para el Gran Metro de Barcelona (de gálibo estándar). La solución (o más bien chapuza) fue colocar unos amplios estribos en las puertas para salvar el vacío entre tren y andén.

Además, la estrechez de estos trenes hacía que la configuración interior no permitiera la habitual formación de 2+2 asientos, contando sólo con una fila de asientos por costado.

Todas estas características hacían que esta serie no fuera en absoluto adecuada para el Gran Metro de Barcelona, pero al ser la única opción proporcionada por el gobierno del momento, tuvo que ser aceptada a regañadientes.

 

Metro de Barcelona: trenes serie 300 S

 

Adquisición y transporte de las cajas

Las cuatro cajas adquiridas no estaban completamente acabadas; les faltaba el revestimiento exterior y no disponían de bogies ni equipos eléctricos y mecánicos.

En 1944, estas cajas fueron transportadas por ferrocarril desde la fábrica de Villaverde Bajo hasta la estación del Norte de Barcelona. Desde allí, se llevaron en plataformas hasta las cocheras del Gran Metro, donde se completarían.

Aunque inicialmente se adquirieron como remolques, la compañía decidió utilizarlas para formar dos trenes de dos coches cada uno, con numeraciones M 51-52 y R 51-52.

Conversión y Equipamiento

La falta de equipos nuevos obligó a reutilizar bogies y equipos eléctricos de otros coches. Los coches motores M 51-52 utilizaron los bogies y equipos de los coches tipo R M-13 y M-14, convertidos en remolques R 5 y R 4. Los remolques R 51-52 recibieron cabinas de conducción de coches tipo R M-11 y M-12 y bogies de reserva de la compañía. Estos coches se caracterizaban por su carrocería sin revestimiento exterior, lo que les daba un aspecto deplorable que se mantuvo durante décadas.

 

Metro de Barcelona: trenes serie 300 S

 

Características Técnicas

Los coches motores tipo Bo-Bo E disponían de dos bogies Brill tipo 68E2M con ruedas de 838 mm de diámetro y pesaban 29.200 kg en vacío y 411.160 kg en servicio, pudiendo transportar 184 pasajeros. Cada coche tenía cuatro motores de tracción General Electric de 120 HP, con equipos eléctricos GE y un control tipo PC-101. La corriente se tomaba mediante un pantógrafo ubicado al lado mar. Los sistemas de freno incluían un freno mecánico, uno de aire comprimido y uno eléctrico de emergencia. Los enganches eran del modelo Van Dorn, y la carrocería metálica disponía de cuatro puertas dobles en cada lateral.

Configuración Interior y Exterior

El interior de los coches era sencillo, pintado de gris claro y blanco, con 12 asientos tapizados en skay y 12 asientos abatibles, que más tarde fueron eliminados. La iluminación se realizaba con catorce bombillas incandescentes. La única cabina de conducción, situada al lado mar, estaba separada del compartimento de pasajeros por una mampara. Exteriormente, los coches estaban pintados de negro y grana, con placas de bronce con el anagrama de la compañía.

Operación y Modificaciones

El primer tren del tipo S, formado por los coches M-51 y R-51, recibió autorización para circular el 20 de abril de 1944, y el segundo tren, con los coches M-52 y R-52, el 18 de septiembre de 1944. Estos coches nunca fueron del agrado de la dirección de la compañía debido a su aspecto y características.

En 1951 se iniciaron gestiones para su venta al Metro de Madrid, sin éxito. En mayo de 1963, los coches fueron renumerados provisionalmente y en marzo de 1964 recibieron la numeración definitiva 321-322 (motores) y R 321-322 (remolques).

Con el tiempo, los coches sufrieron varias modificaciones. Entre 1949 y 1950 se sustituyeron las bombillas incandescentes por luces fluorescentes. A partir de 1957, se cambiaron los colores originales por los del Metro de Barcelona. En 1968-69 se reemplazaron los enganches Van Dorn por Tomlinson y los pantógrafos por semipantógrafos tipo AM-37.

En algunos coches, los asientos originales fueron sustituidos por nuevos de acero y aluminio.

El coche M-321 recibió las modificaciones más significativas, incluyendo una reconstrucción de su carrocería con revestimiento exterior y la instalación de fregadores para el tercer carril.

 

Metro de Barcelona: trenes serie 300 S

 

Retiro y Desmantelamiento

El coche M-321 funcionó hasta 1987, cuando fue retirado y enviado a las cocheras de Can Boixeres, donde ya se encontraba el coche M-322. Ambos coches fueron desguazados poco después.

Los remolques R 321-322 fueron enviados a la cochera de Diputación de Tranvías de Barcelona a principios de los años setenta. Uno de ellos sufrió daños leves por un incendio. A inicios de los años ochenta, ambos remolques fueron trasladados a Can Boixeres, donde también fueron desguazados.

Resumen: serie 300 S, una serie fuera de lugar

La historia de los coches tipo S refleja las dificultades de la postguerra y las soluciones creativas implementadas para mantener y expandir el sistema de transporte público de Barcelona.

No obstante, el hecho de que ni siquiera contaran con recubrimiento exterior y que su ancho de caja fuera inadecuado para el Metro de Barcelona, hicieron que esta serie nunca se adaptara a la red de la ciudad. A pesar de ello, estuvieron circulando durante más de 70 años.

 

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS PRINCIPALES
ConstrucciónEuskalduna, Macosa
Equipos eléctricosGeneral Electric
Unidades construidas38 coches motores y 38 remolques en total
Año recepción1924
Año retirada1987
NumeraciónMotores: M 51-52. Remolques: R 51-52
Toma de corriente:Catenaria, y algunos adaptados para toma de corriente por tercer carril, conservando el pantógrafo.
Peso coche motor en vacío29.200 Kg
Peso remolque en vacío22.000 Kg
Peso coche motor en servicio41.160 Kg
Peso remolque en servicio33.960 Kg
Tipos de frenoMecánico (accionado por volante), aire comprimido (automático) y eléctrico (reostático)
MotoresGeneral Electric (GE-259)
Potencia120 CV
EngancheVan Dorn
Longitud entre testeros14.300 mm
Ancho de la caja2.570 mm
Ancho de vía1.435 mm
Iluminación interior14 bombillas incandescentes (fluorescente a partir de 1949)
Capacidad de viajeros18 sentados y 100 de pie